Orujos

El antiguo orujo español era un licor plebeyo, auténtico destilado de sobras. Un aguardiente áspero, seco potente…en eso radicaba en gran medida su encanto. Claro que eso ya es historia. Hoy en día, el orujo, y particularmente el gallego, es una bebida de alta calidad que puede medirse en igualdad de condiciones con los franceses e italianos. Galicia se ha convertido no sólo en la región destiladora de aguardientes por excelencia, sino en el único lugar donde pueden encontrarse todavía espléndidos orujos. Una parte muy delicada del proceso de elaboración del orujo es el de su almacenamiento. Lo importante es preservarlo del excesivo contacto con el aire mientras fermenta, a fin de que no pierda los aromas que se van generando, y de los que dependerá su calidad.

Artículos 1 a 15 de 19 totales

por página
Página:
  1. 1
  2. 2

Configurar sentido descendente

Artículos 1 a 15 de 19 totales

por página
Página:
  1. 1
  2. 2

Configurar sentido descendente